sábado, 19 de marzo de 2011

Crónica del concierto de Carlos Chaouen 19/3/11

"Duele, la vida como un puñal hay veces que duele
y nada tiene que ver con tu boca
que hecha para besar hay veces que muerde
que anuncia cordura y a veces se vuelve loca
Duele porque la piel no es materia inerte
Duele porque el querer es dolerse a veces.

Tiembla, la vida como con miedo
hay veces que tiembla
y nada tiene que ver con el aire
que mueve tu ropa en noches de luna escueta
que aprieta suelta y evoca y me enloquece
tiembla por los latidos que tu provocas
y también porque el querer es temblar a veces.

Y cada uno en su camino
va cantando espantando sus penas
Y cada cual en su destino
va llenando de soles sus venas.
Y yo aquí­ sigo en mi trinchera, corazón
tirando piedras, contra la última frontera
La que separa el mar del cielo
del color de tus maneras
la que me lleva a la guerra, a ser semilla en la tierra.

Y no me pidas tanto, corazón
que tengo poco aire en el pulmón
lo que tengo es un castillo en el cielo
si viene la guadaña a mi rincón
envuélveme la frente en tu sudor
y le das un beso a todos si me muero...

Ríe, la vida como un volcán hay veces que ríe,
y nada tiene que ver con el tiempo
Se ríe porque para ella somos tan leves
como el humo azul que del pudor se desprende
ríe porque tu llanto se lo merece
y también porque el querer es reí­rse
a veces.

Vive, la vida por compasión
hay veces que vive
y nada tiene que ver con la muerte
Y cuando llegue ese instante
déjame verte
que no hay mayor libertad
que tenerte enfrente
y que nadie sea absuelto
por no quererse
y vive porque el querer es vivir dos veces.

Y si todo es semilla no me dolerá¡ la astilla
que sangran de mi costado
tus andares de chiquilla, y no me digas nada,
déjame a mi
en mi ventana con los pies del otro lado,
yo me fumo mis mañanas."

Carlos Chaouen, Semilla en la Tierra


Bien, pues aquí vuelvo con otra crónica más. Un concierto del cual tuve constancia hace escasos 3 o 4 días tras recibir un correo de la gente de les Nits de l'Art, en el que anunciaba un concierto de Chaouen en el Teatre Joventut de Hospitalet, donde pudimos ver a Quique este noviembre pasado y que recordaba sobretodo por la buena acústica que ofrecía. Mireia (ya habitual acompañante en esta clase de conciertos) y yo nos apresuramos a coger las entradas. Llegó el día pues, y después de dar 100000 vueltas y preguntar a 5 o 6 personas por la calle, llegamos a encontrar el Teatre Joventut. No parecía tan difícil la otra vez que vinimos en coche, pero es que eso está lleno de callejuelas estrechas muy iguales... Bueno, en fin, que allí llegamos justo antes de que abriesen puertas. Las entradas que habíamos cogido eran bastante más cerca que las de la última vez que habíamos estado allí, estábamos bastante cerca del escenario...

En unos minutos, más bien pocos, salieron a escena Chaouen y los suyos (la cara del bajista me sonaba un montón, enseguida la asocié con el bajista de "La Selva Sur", grupo que teloneó a O'Funkillo cuando los vi en Razz por primera vez, y por tanto deduje que sería el conocido bajista Fernando Lamadrid).
Nada más comenzar, ya salieron con material del disco nuevo, que en teoría y según palabras de Chaouen durante el concierto "Lo haremos con una máquina de churros... si funciona, queremos tenerlo el mes que viene". El tema se llamaba "Animales", si no me equivoco, y dejó buen sabor de boca respecto a lo que debemos esperarnos de ese disco nuevo, que tal y como confirmó cerca del final del concierto, se llamará "Respirar". El setlist no lo tengo a mano, no lo pude apuntar enn el concierto, le pedí el repertorio uno de los que custodiaban el escenario tras el concierto y me dijo que no podía dármelo, así que bueno, daré aproximaciones... a este tema le siguió otro nuevo, y antes de proseguir con "Amor Vertical", esta vez del disco "Horizonte de Sucesos", Chaouen nos contó un par de chistes que hicieron las delicias del público... tras estas vinieron algunos temas nuevos, recuerdo nombres como "Orden de Disparar"(que creo que fue mi preferida de las nuevas) o "Mundo Numérico". A mitad del concierto se quedó solo el teclista, que durante el concierto también hizo las veces de guitarra española y eléctrica, y cantó una canción suya. Chaouen salió con alguna canción nueva más, rodeada de clásicos como "Tu Ombligo", "Corazón" o la flamenca "Como un Jilguero". En una de ellas, mientras Chaouen afinaba la guitarra eléctrica que le acababan de dar, como se estaban atrasando, salió el teclista a contar otro chiste...
















Hay que decir que aunque en las fotos salga algo de lejos, es un efecto óptico, realmente estábamos bastante cerca, en 1ª fila de platea. Solo teníamos por delante nuestro a los de foso, que aun así me sorprendió que dejasen algunos asientos vacíos...

Hay que decir que durante todo el concierto Chaouen estuvo genial con el público, no solo con los chistes, sino que interactuaba con nosotros con toda clase de comentarios. Felicitó a los padres por el día del padre ("Felicidades, papás"), nos dijo que le parecía raro que hubiese tanta gente, sabiendo que hoy había derbi Atlético-Madrid y jugaba el Barça contra el Getafe también, y nos dijo que él estaba más acostumbrado a los garitos, que en este teatro se le hacía distinto, decía que solo veía las líneas de las escaleras, que le parecía que estaba en un aeropuerto... ah, y también comentó que le parecían las entradas excesivamente caras, que deberían ser gratis dijo, pero que él no tenía nada que ver con el tema del precio. Sí que es verdad que la otra vez en Sala Vivaldi fueron más baratas, la verdad... En fin, que acabaron la tanda del bloque principal con "No me Canso", y se retiraron del escenario.















Después de corearle volvió a salir de nuevo, esta vez solo, y tocó la ya mítica "Vente". Cerró el concierto con la canción nueva que según ha dicho da título al disco nuevo, "Respirar", y con otra mítica como es "Semilla en la Tierra".

Valoración general del concierto buena, la calidad de sonido era muy buena (aunque Chaouen le fuese pidiendo más volumen o menos en los distintos instrumentos al de sonido), y todos los músicos hicieron un gran trabajo... La otra vez, en sala Vivaldi, se extendió más con el repertorio, que también estaba más plagado de temas míticos suyos. Al acabar tuvimos una larga y tormentosa odisea hasta llegar a casa, que nos lleva a plantear la pregunta... ¿No podrían haber construído este teatro en un sitio más escondido?... En fin, concluyo la crónica. La fotografía corre a cargo de doña "hoy me he traído el camarón" Mireia.

Saludos!!!

1 comentario:

white nuclear girl dijo...

Mireyón Camarón! Jajajajajaja Jo, pero qué grande que es Chaouen, y su música, y cómo conecta con el público... mm.. si no me equivoco.. Ya el sexto concierto juntos, eh? Dos de Quique, dos de O'Funk'illo y otros dos de Chaouen.. y en menos de dos semanas Megadeth!! Vamos a buen ritmo de momento :D Te quiero mucho xavi! Mucho mucho mucho!!